¿Cómo y cuándo raparse al 0? ¿Es bueno hacerlo?

Publicación realizada por Rubén Badillo

Hay muchas razones por las que, en algún momento de la vida, los hombres optan por raparse el pelo. Puede tratarse de un simple cambio de look o de la señal definitiva de que la alopecia ha ganado la batalla.

En cualquier caso, el rapado es un tipo de corte de pelo que nunca pasa de moda.

Ahora bien, si estás pensando en dar el paso tú también, has de tener en cuenta varias cosas. ¿Te quedará bien? ¿Cómo y cuándo debes hacerlo? ¿Será bueno para tu salud capilar?

A todas estas preguntas y a muchas otras vamos a darles respuesta. ¡Toma buena nota de los consejos para raparse al 0 que encontrarás aquí!

¿Rapar o afeitar?

Puede que utilices ambos términos como sinónimos, pero no deberías. Raparse no es lo mismo que afeitarse la cabeza.

Hay varias diferencias. El afeitado se lleva a cabo con una cuchilla de afeitar o una afeitadora eléctrica específicamente diseñada para la cabeza. Estos dispositivos garantizan un apurado perfecto.

Hombre joven con la cabeza rapada al 0

En cambio, el rapado se lleva a cabo con un cortapelos. Aunque se ponga al cero, deja una especie de “sombrita” muy atractiva e interesante.

Este diferencia es importante. Como veremos más adelante, no siempre es obligatorio raparse al 0. Hay varios tipos de rapado y uno puede que te siente mejor que otro.

¿Te quedará bien?

Los expertos en estilismo afirman que el peinado rapado queda mejor a hombres con rostros angulosos. Es decir, cuadrados, ovalados o de diamante. Curiosamente, a ellos les va mejor los tipos de barba más frondosas.

Sin embargo, estamos seguros de que, si lo piensas, no se te van a ocurrir muchos ejemplos de hombres a los que no les siente realmente bien. Incluso a las mujeres puede quedarles fenomenal. 

Mujer con el pelo rapado

¿Cuándo raparse la cabeza?

Hay muchas situaciones en las que raparse el pelo es de lo más recomendable:

  • Has llevado durante un tiempo un peinado que ha dañado mucho tu cabello. Las rastas son el mejor ejemplo. Al raparte la cabeza, conseguirás sanear el pelo y que luzca mejor cuando crezca. Lo mismo sucede si te has pasado años utilizando espumas, fijadores, lacas, secadores con mucho calor u otros productos o herramientas similares muy agresivos con las fibras capilares.
  • Tu pelo está falto de vitalidad. Suele suceder cuando sufrimos algún problema de salud de forma prolongada o padecemos altas dosis de estrés durante mucho tiempo. Estos factores pueden hacer que el pelo se encuentre falto de brillo, quebradizo y débil. En la mayoría de los casos, lo mejor es cortar por lo sano.
  • La calvicie se ha adueñado de tu look. Tal vez tus entradas sean cada vez más prominentes o te cueste mucho taparte la coronilla. En este caso, raparte el pelo te aportará una apariencia más cuidada y moderna. Incluso hará que parezcas más joven.
  • Ha llegado el momento de cambiar de imagen. Puede que te apetezca evidenciar con tu físico que tu vida personal o profesional ha experimentado un punto de inflexión. La carga simbólica de este corte de pelo lo hace ideal en este sentido. Solo tienes que pensar en Demi Moore en La Teniente O’Neil.

En todos estos casos, es bueno raparse el pelo. De hecho, no podemos decir que exista ningún caso en el que afecte negativamente a tu salud capilar. Incluso en pacientes oncológicos los psicólogos recomiendan dar este paso de manera proactiva antes de que un tratamiento como la quimio vaya dejando su huella en la pérdida de pelo poco a poco. 

Falsos mitos sobre raparse el pelo

Seguro que, cuando eras adolescente, te dijeron que te afeitaras a contrapelo con asiduidad para que tu vello facial creciera más fuerte y de manera más abundante. Un mito sin ninguna base científica que también se ha extendido al pelo de la cabeza.

Hombre con rapado degradado

Raparse el pelo no va a hacer que tu cabello crezca más rápido ni en mayor cantidad. Puede ayudarte a sanearlo si está muy deteriorado, pero nada más. No es una solución para la calvicie, aunque sí para llevarla con más estilo.

Tipos de rapado

Antes de explicarte cómo raparte el pelo paso a paso, es importante que conozcas los distintos tipos de rapado que existen:

  • Rapado al 0 o total. Es el más sencillo de todos y el que define de mejor manera este corte de pelo. Llevarlo a cabo es tan fácil como poner el cortapelos en el número 0 y pasar el cabezal por toda la cabeza hasta asegurarte de que no ha quedado ningún cabello suelto. Es la opción que te recomendamos si has asumido que tu alopecia no tiene vuelta atrás.

Hombre rapado al 0

  • El “seto poblado”. Es el tipo de rapado recomendado para ti si la alopecia está en sus primeras fases o, simplemente, te apetece cambiar de look sin sufrir este problema. Se realiza del mismo modo, pero con el cortapelos en el número 3, 4 o 5. Aunque muy corto, el pelo queda un poco más largo que en el caso anterior. No es raro que se acompañe con un pequeño falso flequillo.
  • Rapado militar. También llamado “rapado degradado”. Consiste, fundamentalmente, en combinar los dos tipos anteriores. Por un lado, la nuca y los lados de la cabeza se rapan al cero. Por otro, la parte de arriba se deja con una mayor longitud.

Hombre con rapado militar moderno

Un consejo: todos los tipos de rapado quedan especialmente bien cuando se combinan con una barba frondosa.

Cómo raparse el pelo paso a paso

Llega el momento de la verdad. Lo primero que debes hacer es poner a cargar el cortapelos… seguro que no quieres quedarte tirado en mitad de la faena.

Después, busca un sitio adecuado para raparte el pelo. Lo más importante es que puedas contar con un espejo amplio y un espacio muy luminoso. No importa si consigues esa luz de forma natural o artificial.

Herramientas necesarias para raparte al 0

A continuación, prepara el cortapelos y unas tijeras. Ya puedes ponerte manos a la obra:

  1. Corta el pelo con las tijeras. Esto solo debes hacerlo si tienes el pelo más o menos largo. Hacerlo más corto facilitará mucho el trabajo del cortapelos.
  2. Ajusta el cortapelos. Si quieres raparte al cero, retira el peine. En caso de que quieras raparte al 3 o al 4, coloca el más pequeño de todos. Después, ajusta la longitud del corte utilizando el dial.
  3. Empieza por los laterales. Lo ideal es dar pasadas cortas a contrapelo sin ninguna prisa. Después, continúa por la nuca antes de pasar a la parte de arriba. En este punto, necesitarás un espejo que te ayude en la tarea.
  4. Sigue por la parte superior. Has de realizar el corte desde el flequillo hasta la coronilla. El pelo de esta zona es menos grueso que en los laterales y la nuca, por lo que al cortapelos puede costarle un poco más atraparlo.
  5. Repasa y apura. Presta atención, especialmente, a la coronilla, al borde de las patillas y a la zona de las orejas, ya que son aquellas en las que suelen escaparse más pelos.

Ya solo te queda lavarte el pelo utilizando el champú adecuado según tu tipo de cabello. Cuando termines, aclara con agua fría. Esto ayudará a que los poros se cierren más rápido. Finalmente, sécate el pelo con una toalla suave y sin frotar. Unos cuantos “toquecitos” serán suficientes.

Algunos consejos extra para raparse el pelo

Como has podido ver, raparse el pelo no es difícil. Sin embargo, para asegurarte de que el resultado es el que deseas, es aconsejable que sigas estas recomendaciones.

En primer lugar, rápate a una hora en la que las peluquerías estén abiertas. Sobre todo, si es tu primera vez. Pueden pasar muchas cosas: que se te estropee el cortapelos en plena tarea, que te des sin querer un trasquilón… Nunca está de más tener una solución de emergencia ante estos imprevistos.

Hombre disimulando su calvice con un peinado rapado

Además, no dudes en pedir ayuda. Cualquier hombre puede raparse al 0 por sí mismo. Sin embargo, otra persona puede facilitar mucho la tarea y ayudar a verificar que el resultado es uniforme.

¡Listo! Ya tienes toda la información que necesitas para raparte el pelo con seguridad. ¿A qué esperas para cambiar de look?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Otros artículos relacionados

Puede que estés interesado en ver otros artículos relacionados. Te dejamos a continuación algunos artículos que pensamos que pueden resultarte de interés:

Foto Autor Rubén Badillo miniatura

Acerca de Rubén Badillo  // Cuidado masculino

Redactor de contenido para el cuidado masculino. Analizo las tendencias en productos y técnicas para el cuidado capilar masculino, para obtener resultados profesionales desde casa.

Deja un comentario

Velloycabello.com te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por los responsables de Velloycabello.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Hosting: Web empresa. Debes saber que el hosting de este portal es español y cuenta con medidas avanzadas de seguridad.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@velloycabello.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: velloycabello.com, así como consultar mi Política de privacidad.